Monitores de videoportero wifi, ¿son necesarios?

La tecnología avanza a pasos agigantados, con el objetivo de facilitarnos la vida en la mayoría de los casos. Pero, ¿son realmente una necesidad?

Las costumbres cambian, y el videoportero ha pasado de abrir la puerta de vez en cuando a hacerlo a diario. Los pedidos online, la comida y la compra a domicilio… multitud de nuevos servicios llaman a la puerta. Antes quizás pasaban desapercibidos, pero la pandemia global los ha convertido en indispensables.

¿Qué nos ofrece el monitor wifi?

Entre sus muchas funciones, la mas destacada es disponer de un segundo monitor de videoportero en la palma de nuestra mano. Esto significa poder recibir las llamadas tanto en el monitor principal como en el móvil y contestar o abrir la puerta sin tener que desplazarte hasta la entrada de casa.

En algunos países, para facilitar el trabajo del repartidor de paquetería, si vivimos en una vivienda unifamiliar se puede abrir únicamente la puerta del jardín en nuestra ausencia desde el smartphone y que deposite el paquete en la entrada de la vivienda.

Al conectar nuestro videoportero a internet, se amplían las posibilidades domóticas como conectarlo con cámaras de videovigilancia o asistentes de voz. ¿Os imagináis a vuestro asistente de voz advirtiendo de la llegada del técnico de Araba ST sin mirar a la pantalla del videoportero? ¿Y dar la orden de abrir la puerta sin tocar nada?

 

Dentro de la aplicación del videoportero conectado nos ofrecen pulsadores virtuales, a los que podemos asignar diferentes funciones como encendido de luces, encendido del riego o abrir la puerta del garaje sin salir de la app.

¿Es necesaria la conexión a internet?

Es necesario disponer de conexión wifi en casa y conexión de datos en el teléfono móvil. Sin acceso a internet no puede funcionar.

¿Se puede actualizar cualquier monitor a wifi?

La mayoría de los fabricantes disponen de soluciones wifi solamente en los sistemas más actuales. La marca Fermax ofrece una solución para los modelos digitales de la propia compañía, es un pequeño dispositivo llamado “Wibox” que puede convertir en inteligente al videoportero digital.

Aunque el monitor conectado ofrece una infinidad de posibilidades, también hay que contar que es un servicio que ofrece el fabricante desde sus servidores, susceptible a cambios o incluso desaparición si no dispone de suficientes usuarios.

En caso de fallo del servicio o quedarnos sin conexión a internet, no nos quedamos sin videoportero, el monitor seguirá funcionando y podremos recibir llamadas.

Publicado en Internet, Videoportero, Wifi y etiquetado , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.